El uso de la telefonía móvil ha cambiado a la educación

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el uso de teléfonos inteligentes o smartphones en México, en 2017, fue de 64.7 millones, 4.1 millones más que en 2016. Si la tendencia sigue, podríamos tener una cifra sorpresiva para 2018. Esto habla, sin lugar a dudas, del impacto que tiene el uso de la telefonía celular en el país y de la conexión que tienen las personas a internet gracias a los nuevos dispositivos móviles.

Y es que las personas hoy por hoy usan el teléfono móvil no sólo para hacer llamadas telefónicas, sino también para socializar, trabajar, ver el tráfico o la mejor ruta para llegar a ‘x’ lugar, revisar el clima, planear su rutina de ejercicio, comprar, leer, jugar, planificar, realizar operaciones bancarias y un largo etcétera, en el cual debemos incluir por supuesto el tema de la educación.

Hay algo que se ha puesto de moda y es el mobile learning (o mlearning, en inglés). Es básicamente un aprendizaje móvil y, según algunos especialistas, es una modalidad que además de estar creciendo en demanda, ofrece importantes ventajas a quienes la utilizan, ya que al ser una educación a distancia, las personas pueden capacitarse desde cualquier lugar del mundo donde tenga una conexión a internet o datos móviles.

Estamos hablando de que incluso en comunidades rurales (pero con acceso a redes móviles) la gente puede estarse capacitando, y teniendo una forma de aprendizaje alterna. Pensemos que puede ser usada en poblaciones remotas, donde se puede dar acceso a cursos no sólo para niños, también para adultos; imaginemos además, que puede funcionar para capacitación de idiomas, habilidades técnicas y muchas otras formas más.

De acuerdo a datos que proporciona el CENEDI, plataforma de educación a distancia especializada en oficios, un 44.5% de los cursos que ofrece se toman a través de un dispositivo móvil. De ellos, un 94.73% usa Android, un 4.43% con IOS y un 0.69% usa Windows. También informa que un 70% de lo alumnos se siente más motivado cuando se le capacita a través de un dispositivo móvil, en comparación con una computadora.

Otros informes aseguran que muchos de los eLearners móviles son millennials. El 92% de los millennials posee un teléfono inteligente que usan todo el día, los 365 días del año. Se informa además que un 52% de las personas que usa mlearning lo usa en la cama después de despertarse y un 46% antes de dormir.

Al parecer esta tendencia llegó para quedarse y su expansión seguirá durante los próximos años. Y claro, el internet nos ha cambiado la vida, y el uso de la telefonía móvil con teléfonos inteligentes también lo ha hecho.

Lo interesante está también en el hecho de ¿Qué sistema operativo se está utilizando más? y habría que analizar cómo se está conectando la gente. Como sea, siempre será necesario contar con datos y tener a la mano un lugar donde puedas realizar alguna recarga electrónica, de necesitarla. Las opciones están en la mesa.